El yoga es una práctica milenaria que tiene como propósito integrar el cuerpo físico y el cuerpo emocional en uno solo. Siempre en equilibrio, para propiciar el correcto desarrollo del ser humano. La práctica del yoga prenatal genera un conjunto de beneficios para la madre y para el feto que cada día son más valorados en el mundo occidental.

Contrario a lo que los occidentales perciben del Yoga, la práctica de ésta disciplina se puede realizar para armonizar muchos aspectos de la vida que conforman la realidad psicosocial y socio afectivo  de los sujetos.  De esta manera, el yoga puede estar presente en nuestras vidas, transversalmente, al margen de cualquier limitación física, por esta razón muchos lo consideran un estilo de vida.

La práctica del yoga proporciona  valores y disciplina para lo social y lo personal, sin embargo, es más apreciado su aporte a nuestra calidad de vida en el desarrollo físico y mental.

Investigaciones sobre el Yoga Prenatal 

Concentración-contemplación, respiración y movimiento se convierten en la clave del Yoga Prenatal para proveer a las futuras madres las condiciones óptimas que propicien el adecuado desarrollo de su bebe y la salud de ambos.

Los estudios realizados  hasta el momento sobre las consecuencias de las condiciones socio afectivas y psicológicas de la madre en el desarrollo del feto, aún no arrojan resultados concluyentes, en la mayoría de los casos, esto se debe a factores metodológicos.

Sin embargo, los expertos consideran que los resultados de estas investigaciones deben ser considerados como principios orientadores.

Algunos estudios plantean la hipótesis de que el estrés materno puede afectar el entorno intrauterino y alterar el desarrollo fetal durante períodos críticos, ya sea mediante la activación del sistema de estrés placentario. Provocando la liberación y circulación de la hormona liberadora de corticotropina, o mediante la disminución del flujo sanguíneo y el oxígeno al útero.

 Algunas consecuencias del estrés en la maternidad

El estrés permanente y la ansiedad de las madres parecen estar directamente relacionados con alteraciones en el sistema nervioso y la morfología del cerebro, maduración lenta, funciones cognitivas debilitadas,  problemas emocionales y del lenguaje en niños pequeños.

Curiosamente, las respuestas del cuerpo de la madre y su incidencia en el feto va a ser distinta dependiendo el momento de la gestación. 

  • Primer trimestre: Si la madre se encuentra en un estrés constante durante el primer trimestre de la gestación, la reacción del cuerpo es prepararse para una situación crítica, por lo que acelera el proceso del desarrollo fetal, en consecuencia el neonato va a presentar bajo peso y talla. 
  • Estrés constante o sostenido en el último trimestre, la reacción del cuerpo es retrasar el desarrollo fetal y el resultado será bebitos  con un  peso y talla muy por encima de lo esperado. 
  •  Los estudios también sugieren que las niñas son afectadas por el exceso de cortisona, la hormona que provoca el estrés, presentando depresión y ansiedad en la infancia.

Beneficios del Yoga Prenatal

Está demostrado que el ejercicio físico en sí mismo disminuye el estrés y la ansiedad.  De igual manera, previene la aparición de edemas. sobrepeso, diabetes, hipertensión y dolores.  

Estos beneficios son mayores cuando tienen que ser sincronizados con la respiración, para lo cual la madre debe colocar toda su atención y concentración en cada movimiento, ausentándose de los pensamientos  negativos. 

El yoga prenatal, le permite a la madre contemplar su cuerpo y el de su hijo. Tomar consciencia de su proceso y dirigir su atención al control de su organismo para propiciar el adecuado desarrollo del feto.  Mientras se encuentra en esta acción la madre se aísla de los factores que han generado el estrés, que pueden ser muchos (violencia intrafamiliar, factores económicos, carencias afectivas, falta de apoyo, etc.),  lo que provoca la interrupción del estrés sostenido.  

Sumado a esto, la práctica de la contemplación y el reconocimiento de si misma provoca la producción de las hormonas del amor:  oxitocina, endorfinas, dopamina y serotonina produciendo un estado de bienestar y relajando el metabolismo del cuerpo. 

Esta es la razón por la que cada día, el Yoga Prenatal,  gana terreno  como terapia alternativa  ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la atención de mujeres embarazadas, en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba