Precios:  40€ (60 minutos)  /  55€ (90 minutos)

El Masaje Tradicional Thai (Nuad Boran) se basa en una combinaciónmasaje tailandés de presiones y estiramientos corporales que ayudan a liberar tensiones, restablecer la energía vital y armonizar el metabolismo, restaurando en el cuerpo su capacidad de sanación.

Las presiones sobre puntos específicos a lo largo de las líneas energéticas del cuerpo (Sen Sib), son realizadas con dedos, manos, codos, rodillas y pies, consiguiendo un efecto a la vez energético y relajante. Los estiramientos pasivos, muy similares a los asanas de yoga, permiten recuperar la elasticidad y flexibilidad de músculos y articulaciones. La secuencia de masaje está diseñada para asegurar el correcto flujo de energía y equilibrar las funciones de los cuatro elementos fundamentales del cuerpo: tierra, agua, fuego y aire. El efecto relajante y liberador se hace sentir inmediatamente.

Esta milenaria técnica de masaje, considerada preventiva y sanadora, ayuda a conservar un buen estado de salud y un alto nivel de bienestar. Es un masaje apto y recomendable para todas las personas. Un regalo para el cuerpo y la mente.

Beneficios del Masaje Tradicional Thai:

  • Ayuda a relajarse tanto física como emocionalmente.
  • Mejora los sistemas nervioso, respiratorio, circulatorio, digestivo e inmunológico.
  • Incrementa la circulación sanguínea y linfática.
  • Proporciona flexibilidad a las articulaciones, aumentando la elasticidad del cuerpo.
  • Reduce la contracción de los músculos, relajando el tejido muscular.
  • Incrementa la flexibilidad y la movilidad mediante el estiramiento de cadenas musculares.
  • Mejora la postura y el alineamiento corporal.
  • Libera bloqueos físicos y energéticos.
  • Disminuye el estrés y calma la mente.
  • Ayuda a una correcta digestión.
  • Combate el insomnio.

El Masaje Tradicional Tailandés utiliza una perfecta combinación de presiones y suaves estiramientos, en una secuencia rítmica y fluida, que estimula la circulación energética y libera bloqueos físicos, energéticos y emocionales.

Durante la sesión de masaje, el cliente se halla en una disposición física totalmente pasiva. No se requiere ninguna acción activa, siendo todas las manipulaciones y estiramientos realizados por parte del terapeuta. Este masaje se realiza vestido con ropa cómoda de algodón (facilitada por nuestro centro) y tumbado sobre un futón en el suelo. No se utilizan cremas, aceites ni bálsamos, salvo en tratamientos específicos.